EVALUACIÓN DE CORTESÍA CIRUGÍA LÁSER (Sepa si es apto para la cirugía) DESCARTE DE CATARATA (May. 40 años) No incluye medida de vista

¿Qué es el Glaucoma?


Por: admin |  Fecha:17 octubre, 2017

qué es glaucomaEl glaucoma es una enfermedad del ojo que le roba la visión de manera gradual, no presenta síntomas y puede resultar en la pérdida de la visión si no se trata a tiempo.

Esta enfermedad es la causa principal de ceguera en las personas mayores de 60 años, pero se puede prevenir si se hace un diagnóstico a tiempo.

¿Cuáles son los tipos de Glaucoma y sus síntomas?

Según la Academia Americana de Oftalmología, los tipos de Glaucoma son:

Glaucoma crónico de ángulo abierto

Es el más común y aparece de manera gradual cuando el ojo no es capaz de drenar el fluido de manera correcta. Esto trae como consecuencia que la presión en el ojo aumente y comience a deteriorarse el nervio óptico La persona que padece este tipo de Glaucoma no presenta dolor ni cambios en la visión.

Las personas que tienen nervios ópticos sensibles a la presión ocular normal, tienen un riesgo mayor de padecer la enfermedad. Por ello es importante acudir de manera regular al oftalmólogo para detectar síntomas tempranos de daño en el nervio.
Síntomas: Por lo general, el gran número de personas no presentan síntomas, hasta la pérdida de la visión, lo cual significa que el daño ha sido grave. En algunos, la visión periférica o visión de túnel se pierde lentamente.

Glaucoma de ángulo cerrado o estrecho

Es aquel que se produce cuando el iris está muy cerca del ángulo de drenaje del ojo. Cuando el ángulo de drenaje queda completamente bloqueado por el aumento acelerado de la presión ocular, esto se conoce como ataque agudo. Cuando esto pasa es una emergencia ocular y se debe acudir de manera inmediata al oftalmólogo debido al riesgo inminente de quedarse ciego.

Síntomas: La visión suele tornarse borrosa de manera repentina, se presenta dolor intenso en el ojo, nauseas, vómitos y dolor estomacal, también suelen verse aureolas o arcoíris alrededor de las luces.

Existe un gran número de personas con Glaucoma de ángulo cerrado de desarrollo lento, conocido también como Glaucoma de ángulo cerrado crónico. Estas personas al principio no presentan síntomas, por lo que no saben lo que tienen hasta que el daño es grave o sufren un ataque.

Glaucoma secundario

Es aquel que  ocurre por una causa conocida. Tales como: medicamentos del tipo corticosteroides, infección de la capa media del ojo (Uveítis), lesiones oculares, Diabetes.
Los síntomas casi siempre se relacionan con el problema de base que causa el glaucoma. De acuerdo a la causa los síntomas pueden ser glaucoma de ángulo abierto o de ángulo cerrado.

Glaucoma congénito

Es aquel que se presenta en bebés; la mayoría de las veces es hereditario, detectado al nacer. Ocurre cuando el ojo no se desarrolla de manera normal.

Síntomas: por lo general está presente en ambos ojos del niño, ocurre primero en un ojo y luego en el otro, opacidad en la parte delantera del ojo, ojos rojos, lagrimeo, sensibilidad a la luz.

¿Qué personas tienen mayor riesgo de desarrollar Glaucoma?

Para la Academia Americana de Oftalmología (American Academy Of Ophthalmology), las personas con más riesgo de desarrollar Glaucoma son:

  • Aquellas mayores de 40 años
  • Antecedentes familiares con esta enfermedad
  • Miembros de comunidades africanas o hispanas
  • Con presencia de presión intraocular elevada
  • Padecen de Miopía o Hipermetropía
  • Han sufrido lesiones en el ojo
  • Tienen el área central de la córnea delgada
  • Padecen del estrechamiento del nervio óptico
  • Enfermedades crónicas como Diabetes, migrañas problemas de circulación

En la medida que las personas presenten uno o más de estos rasgos, el riesgo de padecer esta enfermedad aumenta.

¿Cómo puedo saber si tengo glaucoma?

La manera más efectiva de saber si se padece glaucoma es a través de un examen oftalmológico completo.

El oftalmólogo procederá con una medición de la presión ocular interior (Tonometría), revisará el ángulo de drenaje del ojo (Gonioscopia), examinará el nervio óptico (Oftalmoscopia u examen del Ojo Dilatado), comprobará como está la visión periférica o lateral (Perimetría), hará mediciones computarizadas del nervio óptico, medirá el espesor de la córnea (Paquimetría).
Debido a que el Glaucoma no presenta síntomas en las etapas tempranas de la enfermedad, es recomendable realizarse exámenes periódicos de la vista, para que el médico oftalmólogo pueda identificar el padecimiento antes de la pérdida de la visión.

¿Se puede prevenir el Glaucoma?

Para minimizar los riesgos de padecerla, los médicos recomiendan que los exámenes para detectarlo, se hagan de manera rutinaria en todas las personas sin importar la edad. No obstante, a partir de los 40 años recomiendan exámenes integrales de despistaje, y posteriormente es ideal hacerlos cada dos años.

Si está entre el grupo de personas con más factores de riesgo, lo ideal es hacerse el examen cada uno o dos años a partir de los 35 años de edad.

Aunque la pérdida de la visión causada por el Glaucoma no se puede revertir, las personas a las que se le detecta de manera temprana y siguen tratamientos adecuados pueden conservar la visión.

Estas son algunas estadísticas manejadas por la Fundación para la Investigación del Glaucoma (Glaucoma Research Foundation):

  • 2,2 millones de estadounidenses tienen Glaucoma pero solo la mitad sabe que lo tiene.(1)
  • En los EE. UU., más de 120.000 personas son ciegas debido al Glaucoma, lo cual represente entre el 9 y el 12 de todos los casos de ceguera.(2)
  • El Glaucoma es la segunda causa principal de ceguera en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.
  • Después de la Catarata, el Glaucoma es la causa principal de ceguera en las personas afroamericanas.(1)
  • La ceguera debido al Glaucoma es de 6 a 8 veces más frecuente en afroamericanos que en caucásicos.(3)
  • Los afroamericanos son 15 veces más propensos a presentar deterioro visual debido al Glaucoma, en comparación con los caucásicos.(4)
  • La forma más frecuente, es decir, el Glaucoma de ángulo abierto, representa el 19% de la totalidad de casos de ceguera entre afroamericanos, en comparación con el 6 % para los caucásicos.(5)
  • Otros grupos de riesgo elevado incluyen: personas de más de 60 años, familiares de personas ya diagnosticadas, diabéticos y personas con miopía grave.
  • Las estimaciones ubican el número total de casos sospechados de Glaucoma por encima de 60 millones en todo el mundo.(6)

Concientización pública y actitudes

Una encuesta de Prevent Blindness America de 2002 indicó que:

  • La ceguera ocupó el tercer lugar (después de Cáncer y enfermedad cardíaca) entre los principales miedos de las personas.
  • El 20 % de las personas sabía que el Glaucoma estaba relacionado con la presión elevada en el interior del ojo. La mayoría pensó, erróneamente, que era posible saber si se tenía Glaucoma debido a los síntomas, que era fácil de curar o que no provocaba ceguera.
  • El 50 % había escuchado hablar sobre el Glaucoma pero no estaba seguro de lo que era.
  • El 30 % nunca había escuchado hablar sobre la enfermedad.

Impacto económico

  • El Glaucoma es responsable de más de 10 millones de visitas a médicos todos los años.(7)

Tratamientos para el glaucoma

Pese a que el Glaucoma es irreversible, se puede detener su avance a través de medicamentos y cirugía.

Generalmente, puede ser controlado con gotas de uso diario que ayudan a disminuir la presión ocular y la cantidad de fluido acuoso que produce el ojo.

Los medicamentos para la enfermedad pueden tener efectos adversos, tales como picazón, enrojecimiento, alteraciones en el pulso y frecuencia cardíaca, cambios en el nivel de energía, visión borrosa entre otros. Se recomienda mencionar al médico la lista de los fármacos que toma de forma habitual para evitar reacciones adversas del consumo en conjunto.

La cirugía láser es otra alternativa para tratar el Glaucoma, existen dos tipos principales de cirugía, cuyo objetivo principal es ayudar a drenar el humor acuoso. Estas cirugías por lo general se realizan en centros ambulatorios o en el consultorio del oftalmólogo.

Si la persona padece Glaucoma de ángulo abierto, se recomienda la Trabeculoplastía, intervención en la cual el cirujano utiliza un rayo láser para mejorar el funcionamiento del ángulo de drenaje, de modo que el humor acuoso fluya de forma adecuada y disminuya la presión dentro del ojo.

Si el paciente sufre de Glaucoma de ángulo cerrado, la cirugía recomendada es Iridotomía, se realiza también con un láser y consiste en crear un orificio pequeño en el Iris, permitiendo así que humor acuoso fluya al orificio de drenaje.

Existe otro tipo de cirugía denominada Trabeculectomía que consiste en crear un pliegue pequeño en la parte blanca del ojo (Esclerótica). De igual manera creará una especie de bolsillo o burbuja en la conjuntiva del ojo denominada ampolla de filtración, de esta forma el humor acuoso se drena a través del pliegue ingresando la ampolla a través de este. El fluido es absorbido por el tejido alrededor del ojo y así se disminuye la presión.

Fuentes:
(1) The Eye Diseases Prevalence Research Group, Arch Ophthalmol. 2004; Prevent Blindness America.
(2) National Institutes of Health; Quigley and Vitale, Invest Ophthalmol Vis Sci. 1997.
(3) Javitt et al, Undertreatment of Glaucoma Among Black Americans. N Eng J Med 1991.
(4) The Salisbury Eye Evaluation Study, Arch Ophthalmol 2000;
(5) Racial differences in the cause-specific prevalence of blindness in east Baltimore. N Engl J Med. 1991;
(6) Quigley and Broman “Number of people with glaucoma worldwide in 2010 and 2020”, 2006; (7) Center for Disease Control and Prevention/National Center for Health Statistics, 2010 & 1995;
(8) NEI, Report of the Glaucoma Panel, Fall 1998

Revisado por el Doctor Walter Sanchez Jr.

Compartir en: