GLAUCOMA

GLAUCOMA


Es una Neuropatía Óptica que se acompaña en la mayoría de los casos de Presión Intraocular elevada, sino se trata a tiempo produce daños irreparables en el nervio óptico causando pérdida progresiva de la visión periférica y finalmente la visión central llevando así  a la ceguera total.

¿Cuáles son los Síntomas?

El glaucoma no da síntomas oculares hasta estadios de la enfermedad avanzada, pero hay excepciones a esto como por ejemplo el Glaucoma Agudo que si da síntomas bastantes agudos.

A partir de los 35 años, es importante tomar la presión del ojo cada 6 meses o cada año. Si reducimos la presión del ojo en las primeras etapas del glaucoma, podemos detener el progreso de la enfermedad y ayudar a proteger la visión. 

¿Qué es un Glaucoma Agudo?

Este tipo de glaucoma se caracteriza por un dolor ocular intenso y enrojecimiento ocular y disminución de la agudeza visual. Otros síntomas son el dolor de cabeza, mareos, náuseas  y vómitos.

¿Cuáles son los tratamientos que se pueden usar?

  • Tratamiento Médico: 

Por medio de instilación de gotas para bajar la presión del ojo.

  • Tratamiento Quirúrgico: 

Actualmente contamos con varios tipos procedimientos para el manejo de glaucoma como por ejemplo: Las cirugias  laser (Yag- laser , Argon – laser,  SLT laser , Ciclofotocoagulacion laser) , las micro – cirugías de glaucoma mínimamente invasivas (kahook Dual blade, GATT (trabeculotomia ab interno)) , los microdispositivos de glaucoma (istent, Cypass, Xen Gel)  los implantes valvulares (Valvula de Ahmed , Baerveldt ) y las cirugías tradicionales de glaucoma (Trabeculectomias), la elección del procedimiento depende del estadio de la enfermedad.

NUEVOS TRATAMIENTOS 

Trabeculoplastía Selectiva con Láser (SLT) 

Es un sistema laser avanzado para dirigirse exclusivamente a células específicas del ojo, aquellas que contiene melanina, un pigmento natural. Esto solo se dirige para aquellas células con pigmento, dejando el tejido circundante intacto. Como resultado, este procedimiento ayuda a disminuir la presión en el ojo.

¿Cómo se lleva a cabo el SLT?

Es ambulatorio, toma unos cuantos minutos, anestesia tópica. Las aplicaciones del láser se hacen a través de un microscopio especial, similar al usado para examinar los ojos. Luego del procedimiento la presión del ojo puede disminuir tan rápido, en un día o más, según los resultados de las pruebas que se hayan realizado con el SLT.

¿Cuáles son las ventajas de este tratamiento?

  • Baja la presión ocular.
  • Procedimiento menor a 5 minutos por ojo.
  • No tiene efectos colaterales.
  • Indicado en pacientes con glaucoma de ángulo abierto o secundarios.

¿Cuáles son los beneficios del SLT?

  • SEGURO: Con la SLT no hay efectos colaterales oculares ni sistemáticos.
  • SELECTIVO: La SLT utiliza selectivamente la fototermòlosis para alcanzar solo células específicas, dejando intacto el tejido circundante.
  • INTELIGENTE: La SLT estimula los mecanismos naturales del cuerpo para mejorar la salida del líquido en el ojo.
  • SENSIBLE: La terapia SLT minimiza o anula la terapia tópica con gotas.

Ciclofotocoagulación transescleral

Actualmente disponemos de una nueva tecnología láser que ocupa un espacio intermedio entre el tratamiento médico y el quirúrgico del Glaucoma. 

Este láser actúa con micropulsos o de forma continua sobre el cuerpo ciliar del ojo, que es el encargado de producir el humor acuoso, después de aplicar el láser el cuerpo ciliar va a producir menos humor acuoso, descendiendo la presión intraocular.

Este laser transescleral se aplica en sala de operaciones, bajo sedación o con anestesia local del ojo, y con una sonda se aplica el láser sobre el ojo, produciendo el descenso de presión intraocular por su efecto en el cuerpo ciliar.

La ventaja más grande de esta tecnología es que es un procedimiento no invasivo, no es necesario introducir nada dentro del ojo, no lleva suturas y por tanto es bastante seguro

Se realiza de forma ambulatoria, el paciente tras la intervención quirúrgica se va a su casa.

Las indicaciones son:

  • Paciente que no tolere medicamentos en gotas.
  • La Presión intraocular meta que no se logra con gotas.
  • Glaucomas refractarios de difícil manejo.
  • Paciente con problemas sistémicos o anticogulados.
  • Pacientes que vivan lejos y no puedan asistir a sus controles frecuentes.